26 jul. 2010

Carta al silencio


Querido silencio:
Tus manos. (si es que tienes)

Te escribo para informarte que he estado hablando con tu hermana soledad. Ella es muy callada, al igual que tu; ya veo porque se quieren tanto. Normalmente, estar acompañada de Soledad no es muy bueno, pues dicen que ella no es muy buena consejera que digamos. Pero por lo visto, mi mision sera esatr acomparañada por ella siempre.

Es que , sere yo un fenomeno o, supongo que ya soy uno. Aun no lo comprendo. Y si algun dia llegara yo a entenderlo, espero y no sea algo que haga cambiar mi vida, claro, en un sentido que no me convenga...

Algun dia escuchare tu ruido, amigo silencio, y me diras que me entederas y comprenderas, aunque no puedas hacer nada.

Tuya siempre
Nee

16 jul. 2010

Ladrones bajo una noche humeda (segunda parte)

Pase por una esquina de paredes de Zinc. Caminaba sin ganas. Vi a un niño que se moría de frío, y sus ropas no lo ayudaban mucho que digamos. Nunca se me había ocurrido regalarle algo a un niño de la calle, y esta noche quería hacerlo.


-El lo necesita mas que yo-pensé.



No sabia como decirle que le iba a dar mi chaqueta, asi que solo me la quite, me acerque a el y lo abrigue. El niño sonrio y s acomodo en ella. Se levanto u medio un fuerte abrazo como nunca nadie lo ha hecho. Me senti tan bien al hacer aquella buena acción. Me fui con una gran alegria en mi alma por lo que hice. Pero como dicen que la felicidad no dura por mucho... Mientras caminaba mi pantalon se caía, mi correas...el niño...



-no puedo creer que fuese es niño, no puede ser tan ironico para ahcerlo despues de haberle regalado mi chaqueta.



Era algo incomodo caminar con unos pantalones cayendose, asi que me los quite, llevaba una camisa media larga y con mis botas parecia un vestido.




Llegue a una calle sin salida. Solo unmuro gigantesco y largo. Pero podia ver una luz del otro lado. Quizas era mi unica salida. Tenia toda esperanza en que llegaria a casa. Mi unica esperanza.



No encontraba por donde cruzar, asi que decid escalarlo. No era una gran idea pero lo unico disponible por hacer era eso. A menos que subiera por una escalera, pero ni eso habia por eos lados.




Nunca tome esa clase de "climbing", pense que no me servirian de nada. Y ahi me encontraba, escalndo un muro. Cuando llegue al final solo vi matorrales, pero la luz permanecia del otro lado de quellos matorrales. Salte al otro lado y como si fuera poco, mi camisa quedo enganchada del muro. Yo llevaba una parte de la camisa toda enmarañada y la otra quedo alli, sobre el muro. Me mire y estaba en ropa interior, mis botas negras, un pedazo de camisa todo rasgado, y mi bloso vintage enganchando como siempre, y pensP: "o soy una modelo de victoria secret o una conejita playboy"




Al fin y al cabo me enrede entre los matorrales. Tengo mi bolso. Nunca sabré el camino regreso acasa. Quizás me convierta en una mendiga, y desde este punto robe en las próximas noches humedas. Lo mas probable es que muera de hambre aquí enredada.

11 jul. 2010

Ladrones bajo una noche húmeda. Primera parte!



Llovía. Sonreía con mucho brío; el taxi no paró y caminar era la segunda opción. Oscurecía. Caminando, pisando charcos, no encontraba el camino a casa, parecía que tomé el callejón equivocado y menos indicado, solo por buscar el camino mas cercano.

Con palabras abiertas afirmo que ya estaba nerviosa, asustada y toda clase de cualidad que tenga que ver con el miedo.

No podía ver nada. No podía ver la hora en mi reloj.
-Aquí el tiempo no se ve, ni se cuenta ni se describe.- dijo un mendigo cerca de una basurero. Cuando lo escuche quise salir corriendo, pero se acerco y pude ver que no era tan temible.
-podrás ver unas cuadras mas adelante, allí encontraras una lampara...-dijo el harapiento individuo. Solo asentí moviendo mi cabeza; me aleje un poco y al sentirme mas segura y fuera de peligro le di las gracias, reaccione y me di cuenta que no debía ser descortés y que si aquel mendigo quisiera hacerme daño lo hubiera hecho antes de alejarme.

Seguí caminando y al llegar al lugar del que me había hablado señor olores (así le llame al mendigo después de tener impregnado su olor en mi nariz) encontré la luz que él dijo: era una farola; observe mi reloj para mirar la hora...No estaba allí, mi reloj ya no estaba allí, mi cartier desapareció.

-Viejo asqueroso, inepto- fue lo único que pude pensar. Y como ya estaba perdida no quise regresar a reprocharle.

Ahora si que no sabia donde estaba. Pero había una sensacion de que ya había estado allí antes. -Parece ser que lloverá- dijo una anciana que cruzaba por allí.
Salí corriendo antes de que esta me fuera a quitar mi bolso vintage que llevaba.
-A donde vas jovencita?- gritaba la vieja mientras yo corría.
-Lo siento señora, es que estos tiempos no se puede confiar en nadie.

Me aleje hasta no verla. Analizando la situación, la doña dijo que iba a llover, y... ya estaba lloviendo, quizás solo quería ponerme conversacion.

Dejo de llover.

De pronto sentí un aire húmedo pasando por mi cuello; no tenia mi bufanda de lana.
-vieja asquerosa, inepta- fue lo único que puede pensar.

Ya solo quería acostarme. No me importaba perder el reloj ni la bufanda.
-Al menos no fue el bolso- dije en voz alta.

9 jul. 2010

Sueños de algodón y sufrimiento


...Espero entre las sabanas...mojadas de sudor
nunca secaran porque no hay una luz plena que ayude a absorver el
dolor que en ellas se esconde.

...Sabanas de algodón pero parecen de acetato,
con apariencia de seda. Blancas y gruesas.

...Entre sabanas espero...mojadas
de sudor,
inexplicablemente solo puedo mantenerme
inmóvil.

...Entre sabanas mojadas de sudor...
me encuentro,
escondiendo el miedo que siento al haberte perdido...
...y no estas aquí...quizás andas en otras sabanas
impregnado de otro olor.

...Entre sabanas mojadas duermo la siesta,
sin comprender la distancia que nos
separa.

... Entre sabanas mojadas tengo sueños,
sueños de algodón y sufrimiento; que estayaran y...
dejaran los recuerdo en diminutos pedacitos de tristeza.

...Entre sabanas mojadas de sueños de...
algodón y sufrimiento...
...te espero...