26 ene. 2016

No estamos solos.

Las cosas que  usualmente no hacemos las encontramos inapropiadas, porque no estamos acostumbrados, pero muy dentro hay una espina que nos dice que tenemos que salir de nuestra zona de confort. Pero ¿Para qué salir?

Sí, allá afuera hay un sin número de cosas por hacer, por crear, pero ¿estamos listos para eso? Quizas si, somos humanos, nacimos para esas cosas. Pero el miedo es lo que no nos dejar ser libres ante la situación.

Somos diferentes ante los demás, y viceversa. No congeniamos en muchas cosas, o en pocas. Somos una raza con la mayor variedad de pensamiento, de recreaciones, de gustos, de problemas. Una misma sociedad con escasez de igualdad. Suele ser un poco aterrador caminar en la vía sabiendo que o alguien esta pensando exactamente lo mismo que tu. o esta pensando en algo totalmente opuesto, para bien o para mal. Y de repente ves que la causa de no salir de esa zona que tanto te gusta es ...la gente. Puede que la rutina te consuma, pero sabes bien porqué lo haces: las diferencias, la igualdad, el miedo al rechazo. Y hablando de estos, son los que mas nos alejan de lo que queremos. Y no olvidemos el miedo a los problemas. ¿Quién quiere tener un caos en su vida? Nadie. Y es una forma de apartar cualquier tipo de problemas con tal de no centrarse a buscar una solución. Pero adivina qué? sí, somos humanos, para eso nacimos, para buscar soluciones a nuestras necesidades.

Pero vamos con la ironía de todo este escrito, puedo despertar cada mañana y decirme esto mil veces antes de salir de la cama y es como si no lo entendiera. No me gusta mi zona de confort (eso sí es irónico), pero es la que tengo. He tratado de salir mil y una vez de ella, que a decir verdad ni si quiera estoy dentro. Estoy en un lapso de ni un pie allá ni un pie aquí. Estoy en la nada. Eso si es un gran problema. Y cuando hablo de mi zona de confort no es exactamente a lo que hago diario, a mis cualidades, o a mis principios; hablo de lo que me rodea. Pero aunque no me guste, veo la de los demás y es como que "uhm prefiero quedarme aquí, hijo. Por ahí no pienso pisar ni aunque me paguen". Es un desmadre, como diría un amigo. Es mas fácil ver las cosas en tercera persona que verlas desde dentro y creanme he visto tanto que es justo por eso que no salgo a buscar lo que no se me ha perdido. Es así eso de que "debes ver la paja de tu ojo antes que la del vecino" o algo así dice, pero he visto mucho la mía, y he visto la de algunos. Creanme, preferirían quedarse en esta tan aburrida historia. No estoy diciendo que necesariamente hay que quedarse en la zona de confort. Para nada. Pero mejorarla estaría bien. Explorar, probar, salirse del límite, pero sin perder los principios. -"its all about the principles"- Bob`s Burguer

Les explicaría con punto y coma de que hablo, pero luego esto terminaría en una cárcel llena de odio y verdades. Pero sí les digo que lo mas placentero  es compartir temas inteligentes, recomendar un libro, darte unos tragos los viernes después de tu rutina, escuchar buena música y hablar del futuro;no difamar lo que haces como si de eso  se tratara la vida...como si a alguien de verdad le importara, porque al final nadie te ayuda cuando caes en la trampa.


No es necesario que digan que estoy haciendo mal porque ya lo sé. Pero no hay cosa mas injusta que el miedo a uno mismo. Suena gracioso cuando lo dices en voz alta, pero sabes que a la larga es triste. Tan triste como no poder poner en acción lo que aprendiste en el kinder: socializar, compartir, jugar, colorear sin salirte de la linea.

No obstante, sabes que no estas solo. Estas contigo mismo. Quien te conoce mejor eres tú, quien sabe para lo que das, para lo que no das, si saltas, si no saltas, si sales, si entras, si vives, si mueres, si te enfermas... todos los síntomas de la vida quien los tiene en su poder eres tú.
Lamento que este párrafo se convirtiera en algo así como "superación personal", les juro que no he leído a Coelho, y que no estaba en mis planes llegar a esta clase de conclusiones de sabiduría de la vida, pero hay un punto en nuestro nirvana que tenemos que hacerlo crecer, que no se quede estancado. A nuestra edad hay que ir mas hacia el frente que en retroceso. Y yo, como parte de esta sociedad, es lo que busco.