Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

Querido Julio.

Imagen
Querido Julio: 
Sé que nunca te he escrito, ni sabía que podía escribirte. Soy de las personas que le parece tonto hablar con los meses, pidiendoles buenos deseos y que "los sorprenda", Pero aquí estoy, hablando con un mes. Que ironica soy. 
Antes que todo, te pido disculpas por no apreciarte antes, ahora que te fusite me di cuenta cuanto disfruto estar contigo. Odio, odio y odio un monton a Agosto. Con él llega el fin de las vacaciones, y el sol de verano se enciende más como tratando de asarnos, no hay momentos iguales que los que paso contigo. En ti, mas bien. Todo se revoltea. No la paso bien con (en) agosto, y me doy cuenta de lo mucho que disfruto de mí en tus días. Me bastaron tres días para darme cuenta de tu ida. Tres-días. Que injusto suena eso, que tonta fui. De ahí el dicho de que "nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde". Ya cuento los días que me quedan para seguir disfrutando lo poco que queda. 
Pero no quiero hablarte de otro mes, si aquí el protag…

-Hai, genki desu.

Preferiría tener miles de temas de los cuales poder escribir diariamente en este blog, y poder mantenerlo activo; pero cuando a uno no le suceden cosas interesantes no hay mucho que decir. Así que mi desaparición no es motivo de estar llevando la vida loca, o comiendome el mundo, o haciendo cosas productivas. No. Sigo iniciando proyectos sin terminar, dejando cosas por mitad, desencantandome de todo. Lo importante es que estoy viva y bien de salud. Creo. 
Y sí, este es uno de esos post en los que me quejo de la vida y no hago nada al respecto para cambiarlo. 
Así es, otro más. 
Lo diferente de este, es que esta vez tengo la calma mas arriba que un cohete en el espacio, como si tuviera todo calculado o bajo control, aún sabiendo que no. Y me parece que es un gran paso para la humanidad. O al menos para mí. Nada mas sano que estar en calma. Siento miles de puertas abiertas, y soy testigo fiel de que hace un tiempo estaba encerrada en una habitación 2x2. Lo que me hace falta es saber cual p…