5 oct. 2016

Soy mi brújula.

De vuelta a la escritura. Esas palabras que se unen para crear una opinión, un desahogo, un deseo. Pero que a la larga están plasmados y solo se quedan ahí sin crear una acción. Palabras estáticas que no cumplen una función. 
Basta de excusarme de lo que hago y no hago. Abiertamente digo que estoy cansada

Es cierto que todos tenemos una etapa, y que buscamos salir de ella. Yo busco salir de ella. Pero como dicen "la desesperación es un fracaso", lo he experimentado a ciencia cierta. Clavar o desclavarse, como si esperaran por mí. Y no, no es así. Nadie espera por nadie. Nadie espera por algo. Si lo vas a hacer hazlo, y no busques un premio por ello. 

He pasado por situaciones que me motivan y otras que a la vez me desmotivan. Pido banearme de la vida, como si no tuviera miedo a eso. Y claro que tengo miedo. Pido hacer las cosas por mí y para mí, porque nadie va a notar lo que hago mas que yo misma, nadie saldrá afectado mas que yo misma. Y que bien se siente poder decirlo y admitirlo. 

"No hay mayor desorientación que saber dónde está tu Norte pero no seguirlo." 
Al leer esa frase, descubrí al fin que mi norte soy yo. Siempre he sido yo. De quien la leí es alguien que está pasando por lo mismo.
Espero que si alguien mas se topa con esa frase pueda descubrir lo mismo que yo en mí. Es reconfortante cuando te das cuenta de las maravillas que puedes hacer para tí. 

No importa que tan difícil sea...saldrás.