Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

Ansiedad

A veces, me entra un exceso de futuro en la vida. Quiero saberlo todo. ¿Qué puede pasarme? O ¿Cuál será mi siguiente paso? ¿A quién debo acudir? O ¿cómo debería hacerlo?
Estas y mas preguntas similares invaden mi cabeza en momentos inoportunos y me dejan tumbada en otro espacio u otra dimensión. Como si todo se detiene y yo sigo ahí, ansiando saber más. Pero de que vale sentarme a pensar en cosas futuras si no resuelvo nada en mi presente. El ahora es lo que vivo y gracias a esto es que tengo un mañana, bueno, malo o quizás, simplemente, quede a la deriva y no lo tenga. Pero que prisa puedo tener yo, si aun estoy detenida en vagos pensamientos y pocas acciones. Puede que esta sea la mejor etapa de mi vida, por "pocas responsabilidades". Aunque no pensé que la crisis de los veinte me llegara tan pronto. Uno se imagina que estas cosas llegan cuando terminas todos los estudios y no tienes algo más que hacer sino matarte buscando un trabajo. Y digo que llegaron rápido pero ya …

Soluciones en el techo.

Imagen
-A ver Felipe, pasame esas hojas. No creo que el té se prepare solito. Le dijo Laura. Sin tomar en cuenta lo ocupado que él estaba mientras leía el contrato de alquiler de su nueva casa. Desde que se mudaron allí no dejaba de darle dolor de cabeza, y es que su mortificación de salir adelante no lo dejaba en paz, y se volvía un constante estrés. Laura, en cambio, tan paciente, dejaba que todo caiga por su propio peso. Era mas creyente de aceptación a lo que deje el destino. Felipe lo tomaba más como un conformismo escondido en teorías de hippies. -No creo que podamos permanecer otro mes más aquí - le dijo Felipe desganado. Laura sólo lo miró. Le gustaba mucho el lugar, de todos en los que habían estado ese era el único que la hacía sentir como si de verdad tuvieran un hogar. Y sobre todo, seguridad. -Tendría que pedir un aumento o buscar otro trabajo, y me parece que la segunda opción es mas favorable que imposible pero a la vez difícil - finalizó Felipe mientras Laura le pasa la ta…