25 sept. 2010

El Delfín, la versión afeminada del Tiburon.

El pasado jueves tuve que escribir un cuento en la asignatura de Redacción, mi mente estaba en blanco....no sabía que escribir, hasta que de repente pensé en tiburones y luego en delfines, creo, porque tienen casi la misma estructura, así que mi cuento se trato de animales, por tanto se los dejo mas abajo...

Debajo del mar... en lo más profundo del mar, habitaba una familia de tiburones. El papá se llamaba Tibufurius, cazaba la comida y la llevaba a su familia. Amaba mucho a su esposa, la señora Tiburcia: tenían cuatro hijo: Tibulita: soñadora y espontanea; Tibunano: el de menos tamaño y jugueton; tambiene estaba Tibugoogle: el mas inteligente; y por ultimo, pero no menos importante, Tiburaro, llamado asi por ser tan diferente a los demas.

Una tarde los hermanos Tibulita, tibunano y Tibugoogle criticaban a Tiburaro por su aspecto poco tuburonial:

- No creo que pertenezcas a esta familia- dijo Tibunano
-Si, es cierto, chequea su estructura, chequea su boca, chequea sus ojos, chequea sus aletas, chequea sus dientes, chequealo entero, donde esta tu agresividad?- manifesto Tibulita
-Efectivamente-aclaró Tibugoogle. Aproximadamente 4800 resultados nos verifican que quizás no seas tiburon, pero aqui entre nos, eres gay?
-Pero que estan insinuando, si yo soy de su familia, yo pertenezco a Tibulandia- dijo asustado Tiburaro.

Parecía como si lo despreciaban. Casi ni le dirigían la palabra. Una noche, Tibufurius, el padre, llegó muy contento porque lo ascendieron de puesto y a todos les llevó regalos: a Doña Tiburcia le entregó un set de maquillaje; a Tibulita una barbie; a Tibunano, unas vitaminas para crecer; a Tibugoogle un mini ordenador portatil; y a Tiburaro 4 entradas para ver una pelicula en 3D.

Tiburaro no tenía muchos amigos con quien compartir, asi que invitó a sus hermnaos.
-Y a que cine iremos?- pregunto Tibunano
-Efectivamente iremos a Tibulopolis- dijo Tibugoogle.
-Claro que no, iremos a Tibumall- Dijo Tibulita.
-No empiecen a discutir, yo invito, yo decido- dijo Tiburaro
Y terminaron en Malecon Tibu.

La pasaron de lo mas bien. Comieron palomitas y coca-cola (debajo del agua :O ) A la salida del cine se quedaron con los lentes 3D, a pesar que esta prehibido llevarselos.

En el camino, se toparon con unas pirañas, las cuales los atacaron para quitarles lo que llevaban. Estaban muy asustados. Tiburaro corrió detras de las pirañas y logró quitarle el reloj de Tibunano y la cadena de Tibulita.

-Vaya, no eres tan gay despues de todo- le dijo Tibugoogle- por eso de ahora en adelante serás delfín.

A pesar de que por lo menos lo aceptaban por como era, Tiburaro, se sentía solo. Pensaba que era el unico al que le llamaban delfin, hasta que una mañana, leyendo el Listin Tibu, vió un anuncio que decia: "Se busca pez que le guste bailar las canciones de Tibugaga"

-Efectivamente ese lugar es para ti- le dijo Tibugoogle.

Hasta estos momentos Tiburaro, o como lo llaman por ahi, Delfin, se gana la vida de esa forma: bailando en Ocean World. Sus hermanos van a verlo para que no se vaya a sentir mal.

Efectivamente no es TAN gay despues de todo- dijo Tibugoogle.